ATENCIÓN AL CLIENTE: 607 289 806

Tierna, saludable y suculenta. La carne de ternera ecológica es un auténtico lujo al alcance de todos, una carne para paladares exigentes, que buscan sensaciones únicas en una carne de vacuno.

Comer carne ecológica te reportará muchos beneficios para la salud y es una garantía para la protección del medio ambiente, como consecuencia de sus prácticas sostenibles. Pero hay otra característica, el bienestar animal.

En LaTomea ofrecemos la auténtica carne 100% ecológica, libre de sustancias químicas; procedente de animales criados en libertad y alimentados de manera natural.

 

¿Por qué comer carne ecológica?

La carne ecológica proviene de animales que se han criado en condiciones naturales, al aire libre, en libertad, usando pastos de calidad… y eso se nota.

Además, su sabor es más intenso, tiene mejor color, más firmeza en la textura y menor contenido graso, que aquella producida bajo métodos convencionales. Su consumo es bueno para nuestra salud y para la salud de nuestro planeta.

Son muchas las razones por las cuales debemos incluir carne ecológica: las carnes procedentes de la ganadería ecológica son alimentos que contribuyen a la preservación del planeta. Su crianza es más respetable para el medio ambiente, si lo comparamos con las técnicas de crianza de la ganadería convencional.

Y no solo esto, sino que además son carnes con todas sus propiedades y sabor propio que le aportan los pastos que han servido de alimentos durante la crianza del animal.

Todas las exigencias de la ganadería ecológica repercuten en una carne con multitud de propiedades beneficiosas para la salud y el medio ambiente.

 

Beneficios y Ventajas de Comer Ternera Ecológico: vitaminas en la carne

Los animales alimentados con hierba  dan como resultado unas carnes mucho más vitaminadas que aquellos que son criados en una granja industrial. Por ejemplo contiene vitamina E y vitamina B2 que aportan propiedades antioxidantes en nuestro organismo. Además, contiene más ácido linoleico que la carne de granja industrial.

Si tienes las defensas bajas y padeces de colesterol alto, la carne de ternera ecológica te ayudará a combatirlo.

 

Animales más felices y sanos

En las granjas ecológicas los animales tienen grandes espacios por donde pastar al aire libre. Se alimentan de forma natural y viven el mayor tiempo posible. La calidad de la carne es superior cuando el animal tiene salud y bienestar.

 

Por un mundo más sostenible

La carne de ternera gallega ecológica procede de animales criados en granjas ecológicas donde se sigue un ciclo: los animales comen hierbas o cereales producidos mediante agricultura ecológica, que se fertilizan y crecen con el mismo estiercol que producen los animales. De esta forma se ayuda a proteger el suelo.

 

No se utilizan hormonas para su crecimiento

En las granjas industriales se utilizan hormonas para acelerar el crecimiento del tejido muscular del animal y se controlan las infecciones, producidas por el hacinamiento de los animales, con una gran cantidad de antibióticos. Sin embargo, en una granja ecológica se potencia el sistema inmunitario natural de los animales con una alimentación sana y un buen cuidado, evitando así que los animales enfermen y cojan infecciones.

 

Favorece la economía local

Otro de los grandes beneficios de consumir carne de ternera ecológica es su origen. Y es que las granjas ecológicas suelen ser pequeñas explotaciones familiares situadas en pequeñas localidades, alejadas del ruido y del estrés de las ciudades.

Comprando carne de ternera ecológica se contribuye a fortalecer las pequeñas explotaciones ganaderas y ayudar a hacer del campo un lugar más sostenible.

 

Mejor sabor y mayor calidad

Y qué decir del sabor y la calidad de carne procedente de producción ecológica. Además de ser más sana para nuestro cuerpo, se conserva en buen estado durante más tiempo.

Da igual cómo sea su preparado, la carne ecológica es un alimento versátil que mantiene su sabor y textura en cualquier tipo de preparado. Al no contener ningún producto químico, su sabor es 100% natural. No hay nada parecido.

 

¿Cómo se alimenta una ternera que es ecológica?

Criado en libertad y alimentado del pasto de los campos de ganadores gallegos, la carne de ternera ecológica gallega tiene menos grasa y más ácidos grasos beneficiosos para la salud.

Por supuesto, estos ejemplares no han sido engordados con ningún tipo de hormona.

Teniendo en cuenta todos estos factores, la carne ecológica se presenta como la mejor garantía para tu seguridad alimentaria. Si apuestas por ello, pronto notarás todos los beneficios. ¡No te lo pienses más!

Cerrar
×

Carrito